Un viaje con sabor a butiá

Un viaje con sabor a butiá

 

Los palmares de Rocha están conformados por la variedad Butia odorata, una especie propia de Uruguay y Brasil, y su diferencia con las otras palmeras está fundamentalmente dada por el verde particular de sus hojas. Puede llegar a los casi 10 metros de alto!

 

Vale decir que si bien la palmera como tal no corre ningún riesgo, el palmar como conformación, sí. Por lo que lo mejor es que todos aportemos nuestro granito de arena en un disfrute a conciencia de estas belleza rochense, única en el mundo!

 

En cuanto a la planta, puede decirse que la renovación de sus más de 20 hojas –que miden entre 2 y 3 metros-, se produce progresivamente, y cada año, renacen más de la mitad de las mismas.

 

Su fruto es el butiá, un pequeño fruto de color anaranjado y de sabor agridulce. Ideal para preparar licores, mermeladas, salsas, jaleas y otras delicias culinarias. Su momento de recolección es en el mes de abril… aunque en la zona se pueden encontrar elaboraciones durante todo el año! Excelentes para saborear y compartir como recuerdito de la visita.

 

 

Mmm... ¿Sabes o se te ocurre alguna receta con butiá?