8 formas prácticas de cuidar el medio ambiente

8 formas prácticas de cuidar el medio ambiente

8 formas prácticas de cuidar el medio ambiente

 

 

En el Día del Medio Ambiente nos gustó la idea de compartir contigo algunas formas prácticas de cuidar nuestro entorno...

1.    Usa el transporte público. Sabemos que a veces las condiciones del transporte urbano a determinadas horas es un poco complicado, pero siempre que puedas, tómate un ómnibus para ir al trabajo o para llevar a los niños a la escuela. También puedes sumarte a la movida de la bicicleta, y hacer ejercicio y ayudar al ambiente al mismo tiempo. De estas formas, colaborarás a reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera.

2.    Consume productos de producción ecológica. Los artículos que indican que son de “producción ecológica” nos garantizan que en su proceso de producción cumplieron las normas necesarias de buenas prácticas y no se contaminaron ríos, lagos, etc., y que la alimentación que se le provee a los animales es natural.

3.    Come alimentos de estación. Además de ser más frescas, sabrosas y económicas, las frutas y verduras de temporada implican menor consumo de energía para producirse.

4.    Apaga la luz. Todos alguna vez escuchamos la humorada “¿Tienes acciones en UTE?”, al haber dejado accidentalmente –o no- una luz prendida. Apagarlas podría ser una buena forma de ahorrar dinero y cambiar las lamparitas por bombillas de bajo consumo sería una buena medida para reducir las emisiones de carbono. Es verdad que este tipo de lámparas cuestan más, pero hasta duplican la duración de una tradicional –lo cual las convierte en el mediano plazo en más baratas-.

5.    Recicla. Es una buena forma de evitar mayores niveles de contaminación, y por tanto, es una medida que colabora en la lucha contra el calientamiento global… y con ello proteger la vida de miles de especies marinas. Puedes comenzar a separar el plástico, el metal, el vidrio, el papel y las pilas. O al menos, y si aún no te da la voluntad para todo, puedes poner por un lado los desechos naturales del resto, y si tienes jardín, aprovechar a armarte un compost. ¡Devuelve tu basura orgánica a la tierra!

6.    Usa riego por goteo en tu jardín.  Los sistemas de riego por goteo, o de micro-riego, suministran agua directamente a las plantas haciendo uso de un mínimo de consumo.

7.    Usa menos plástico. Hacerlo es fácil… cuando en el supermercado quieran embolsarte todo, cada cosa pequeña que compres, diles que no… que lo llevas simplemente en la mano. También puedes conseguirte una de esas bolsas ecológicas que andan bárbaro para hacer las compras.

8.    Planta un árbol. Todos sabemos que los árboles colaboran en la sostenibilidad del medio ambiente, si tienes algún lugarcito en tu casa, no dejes de aportar tu granito de arena!