7 curiosidades de la Revolución de Mayo

7 curiosidades de la Revolución de Mayo

 

Queremos disfrutar sabiamente de los feriados, y eso no solo incluye a los uruguayos, sino que también queremos “culturizarnos” más aprendiendo de las celebraciones de nuestros vecinos. En este marco, hemos descubierto que cada 25 de mayo en la República Argentina se celebra la Revolución de Mayo. ¿Pero de qué hablamos cuando hablamos de eso?

Pues se trata de una serie de acontecimientos revolucionarios que pasaron en Buenos Aires mientras corría el año 1810 –del día 18 al 25 de mayo-.

Por entonces, la ciudad era la capital del Virreinato del Río de la Plata y dependía de España; y estos sucesos iniciaron el surgimiento del Estado Argentino –aún sin proclamación formal de independencia-, pero sí con la conformación de la Primera Junta de gobierno.

Esto, fue la antesala para que el 9 de julio de 1816 se declarara definitiva y absolutamente la independencia de la Argentina.

 

Las curiosidades:

1.  La edad promedio de los integrantes de la Primera Junta era de 43 años. El integrante más joven de la Primera Junta tenía sólo 23 años. El integrante de más edad tenía 55 años.

2.  La imagen más famosa del 25 de mayo muestra a los vecinos con paraguas. Era muy popular su uso. Por ejemplo, en el inventario de una tienda porteña había allí 27 paraguas de hule -se vendían a 4 reales cada uno-.

3.  El principal protagonista de la Revolución de Mayo y quien creó la Primera Junta-, fue Manuel Belgrano, quien era abogado y tenía 39 años en aquel momento.

4.  Muchas familias a sus hijos les ponían nombres relacionados a la revolución de mayo. Por ejemplo: Primo Patricio Liberato.

5. No todo el mundo podía concurrir al Cabildo Abierto. Además de los políticos y militares solo podían concurrir los vecinos casados, afincados y arraigados en Buenos Aires.

6. En el Cabildo, en total se reunieron alrededor de 200 personas.

7. En ese momento histórico, la mujer “honrada y de buenas costumbres” solo tenía tres oportunidades para salir de su casa: el bautismo, el casamiento y su entierro. 

 

¿Te imaginabas estos entretelones de la historia?