La Tola y mis hijos!!!!

La Tola y mis hijos!!!!

Sería el año 19 y algo, tendrían como seis ella y cuatro el….y le tenían entre miedo y admiración, porque se comunicaba con las gaviotas en una forma especial.

En el pueblo de pescadores vivía la Tola, para mí la Mujer Pájaro.

La Tola no tenía edad, su piel cetrina por el paso de tantos inviernos y veranos; caminaba por Valizas, vivía en un rancho en el pueblo de pescadores. No hablaba, solo graznaba como las gaviotas, era su forma de comunicación, estoy segura que estas aves le entendían y respondían.

Cuenta la leyenda que no se sabe por qué causas, siendo pequeña quedo una noche de tormenta en la playa y que después de eso, no hablo más, solo emitía ese sonido tan particular; pero leyendas son leyendas.

Un día dejamos de verla y nos enteramos que había fallecido, o eso fue lo que nos contaron; de vez en cuando me parece verla pasar por alguna callejuela del pueblo, con su paso rítmico y concentrada en sus pensamientos!!!
Y de seguro esta, porque lo realmente valicero no se va, queda, de una forma especial.

Elizabeth la contadora de cuentos.